EL ALAMBRE DE PUAS HORACIO QUIROGA PDF

Pollmann Leo. Literariedad y americanidad. Aspectos del cuento quiroguiano. Leo Pollmann Universitat Regensburg. Un buen cuento nunca va solo. Es mas bien un ramillete de temas constantes.

Author:Gardazil Moogur
Country:Zimbabwe
Language:English (Spanish)
Genre:Career
Published (Last):24 May 2010
Pages:167
PDF File Size:4.45 Mb
ePub File Size:19.54 Mb
ISBN:379-9-43103-492-1
Downloads:42118
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dilkis



Pollmann Leo. Literariedad y americanidad. Aspectos del cuento quiroguiano. Leo Pollmann Universitat Regensburg. Un buen cuento nunca va solo.

Es mas bien un ramillete de temas constantes. Es, con esta variedad, una fiesta para el lector, pero, generalmente, es mas, y eso vale en particular para el cuento 1 quiroguiano que es, con esto, un caso tipico del cuento latinoamericano 2. Quisiera, en mi contribucion, poner en relieve ambos aspectos y, con ello,.

No es "La Religiosa", es 'Religiosa'. La palabra se emplea, pues, como una categona : parece evocarse el ser religiosa con todo lo que eso implicaba para un autor del fin de siglo, de fervor malsano y de sensualidad reprimida. El poeta modernista, y nuestro autor en su fase modernista, rechazan este ascetismo que les parece poco adecuado a la idea de gloria en el caso de Larreta y a la de autorrealizacion de macho en el de Quiroga :.

Clamaba todo su destino extravasado, todo su gran ser. El destino de monje parece un "martirio sin objeto". Se vale de la perspectiva de su personaje, cuenta "personalmente". En otros lugares surge claramente como narrador omnisciente autorial que desde un piano superior al de la accion la juzga. Quedamos lejos del Quiroga austero en el empleo de la palabra : usa muchas palabras para decir una cosa.

Aprovecha mas bien esta corriente para decir algo acerca de cierto aspecto de la realidad americana. El tftulo puede entenderse en dos pianos. Esto se percibe, p. Era acaso el sentenciado de una bofetada por una necesidad imprescin- dible de matar : sus brazos antigua y anonima epopeya de sangre,. Esta frase forma parte imprescindible de la presenta- cion del protagonista.

Mata porque es su destino. La matanza parece haberle dejado con una tension nerviosa extrema. Deseaba herir, desgarrar, clavar su puTio en una herida abierta para agrandarla mas. Logra, finalmente, "conciliar el sueno". Pero se des- pierta "con una angustia indecible". Le aparece entonces la muerta, se acerca lentamente a su cama y se desliza al lado suyo.

El desenlace dice :. Al otro dfa hallaron a Juan, muerto en la cama, con una punalada en el pecho. Su rostro tenfa una expresion de locura horrorizada ; y en el cuarto, que revisaron por todos lados, solo hallaron un ramo de flores palidas manchadas de sangre.

Allf un baile de mascaras y el color rojo desempenan un papel importante. Las diferencias respecto del cuento quiroguiano, sin embargo, son muy marcadas.

La vida de 3uan es un continuo deber matar. El matar no fue sencillamente un matar, fue un amar y un herirse a sf mismo. Lo demuestran las consecuencias de su accion. El narrador insiste en el no poderse apartar. La muerte parece incitar a Juan a medir el fondo de su propio ser que es herida, a conocerse a sf mismo. Amor, muerte y conciencia de sf van asf juntos en el relato de Quiroga. Su vida estuvo desde su ninez ligada a formas tragicas de muerte.

Como este cuento tematiza las relaciones de Quiroga, o, mejor dicho, de un yo narrador con Poe, parece particularmente interesante en nuestro contexto. En 'The Cask of Amontillado' 6 , que es modelo literario de 'El crimen del otro', Poe habia contado la historia de una venganza. El yo narrador se venga impunemente de los insultos de un tal Fortunato. Le dice haber comprado un tonel de Amontillado sin estar seguro de su cualidad y lo invita a acompanarle a su cueva. Alii lo emborracha y lo empareda vivo en un nicho.

El cuento de Quiroga es mas complicado y mas interiorizado. Es un drama interior de inteligencia loca y de incubo y sucubo. El yo narrador tiene mucho en comun con el Quiroga de ese entonces y con el protagonista de 'Fantasia nerviosa' :. Como Quiroga, el yo narrador es un aficionado de Poe : "Este maldito loco habia llegado a dominarme por completou ibid.

Poe es, por asf decir, su incubo, un autor que le domina. Los personajes de los cuentos de Poe le son tan familiares que vive con ellos : con Ligeia, con Valdemar y con Fortunato, el pobre protagonista de 'The Cask of Amontillado'. El Fortunato protagonista de 'El crimen del otro1 puede considerarse un doble pretendidamente real de este personaje. Al comienzo no sabe nada de Poe, pero con las lecturas que el yo le hace, se entusiasma poco a poco. Bajo la direccion de su maestro entra en una especie de.

Las expresiones que se emplean para esta locura son "vuelo de poesia", "desborde de gestos y ademanes", "viejas preocupaciones musculares", "vida bizarra", "estado de absoluta locura", "locura completamente del animal" etc. Asf, por lo menos, el yo narrador se ve las cosas. En esta ocasion el yo concibe la idea de "hacer con Fortunato lo que Poe hizo con Fortunato" p.

Le conduce al sotano donde hay un "ancho agujero revocado". Le sugiere la idea de que es "el pozo" y cuando Fortunato esta dentro, cierra el hueco con tablas y piedras. Al oir "un grito sordo pero horrible" :. Di un salto, y comprendf entonces, pero locamente, la precaucion de Poe al Ilevar la espada consigo p. Sale corriendo. Digamos en seguida que en el cuento de Poe no hay espada : el yo narrador, diciendo eso, esta loco, lo dice "locamente". Es angustia de existencia.

El que ha vivido cnmenes, no puede prescindir de la dimension moral del texto. Es por eso que, en la ultima frase, la facultad de gozar taies aventuras macabras se explica como una locura y no como arte supremo. Atestigua mas bien que los temas que preocupan al autor son los de sus comienzos. En los Cuentos de amor, de locura y de muerte se dedica mas directa y mas energica- mente a estos temas. En 'La insolacion' sorprende la evocacion naturalista fiel de la vida en una estancia y el campo.

En 'El alambre de pua' y 'Yaguaf' animales llegan a ser protagonistas. Pero estos modelos literarios ya no importan. Basta con examinar brevemente 'El solitario1, cuento que recuerda 'La parure' de Maupassant. En ambos casos la esposa esta descontenta con su marido que no gana lo suficiente para ofrecerle el lujo que desea. En 'El solitario1 los roles se invierten poco a poco : el marido, al final, muestra ser el protagonista principal. La vida conyugal se transforma en duelo.

La esposa, en Quiroga, joven y hermosa, veja cruel- mente al esposo que le parece indigno de ella. Lo mismo pasa con un soiitario muy precioso y excesivamente caro destinado para el alfiler de un senor. Cuando entra en el dormitorio para cumplir su promesa, la esposa esta dormida. La mata. El narrador no da ningun comentario.

Hundio firme y perpendicular como un clavo el alfiler entero en el corazon. Esta vez es una tarea de macho frente a una mujer incorregiblemente irrespetuosa. Como instrumento emplea una joya de macho :. Su componente machista radica en la realidad social de America Latina con sus grandes familias que, como la de 'La meningitis1 y su sombra' piensan solo en mantener su rango y "pureza". El macho, bajo tales condiciones, alcanza solo el roi ridiculo de "sombra" y de remedio contra la "enfermedad" de una hija que se permite un amor impropio -menos mal que sus fantasfas "se hayan detenido en un ingeniero" Respecto a esto, 'La insolacion' me parece ser el cuento mas completo.

Vale la pena detenerse en este cuento. En ambos casos el desdoblamiento es un preludio a la muerte. Los interpretan correctamente como senales de muerte inminente e inevitable. Parecen tener un sentido mucho mas agudo de la muerte que los hombres. Son una especie de coro a manera de los coros antiguos. Por eso merecen estar en el primer piano del drama. Los perros ocupan un rango privilegiado. Esta inversion de los valores sociales continua cuando, a las dos de la tarde, entran en escena los peones.

Vuelven a su trabajo de carpicion, a pesar del calor, pero saben cubrirse, y los perros "fueron tras ellos, muy amigos del cultivo desde que el invierno pasado hubieron aprendido a disputar a los halcones los gusanos blancos que levantaba el arado" p. Peones y perros forman, pues, una especie de armonfa campestre realista, que, muy significativamente, se impone contra los privilegios de los halcones amigos de los hombres cazadores. El segundo "acto" empieza con un movimiento opuesto.

No esta satisfecho porque se le ha roto un tornillo. Y quisiera que se remediara inmediatamente. En efecto, no tiene paciencia, no vive en union con la naturaleza, como los perros y los peones.

4077 SAYILI KANUN PDF

El alambre de puas

This site uses cookies in order to enhance your user experience and customize contents. By continuing to browse the site, you are agreeing to our use of cookies. El alambre de puas Word Search Puzzle. Share Copy copied.

APART SDQ5P-BL PDF

Cuentos de amor de locura y de muerte

.

EL PESO DEL MUNDO HANDKE PDF

Literatura

.

KREISLER MARCHE MINIATURE VIENNOISE PDF

¿Figuras literarias que se pueden encontrar en el cuento el alambre de púas de Horacio Quiroga?

.

Related Articles